El CIES

Centro de Investigaciones

de Energía Solar

Por  Bruno Henríquez

En Santiago de Cuba, ciudad-héroe, se encuentra el Centro de Investigaciones de Energía Solar (CIES) una de las instituciones científicas importantes del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en esta provincia y que fue sede de los Talleres Internacionales CUBASOLAR´96 y ´98.

CIES1.jpg (8383 bytes)

Está situado en las alturas del sudeste santiaguero junto a una urbanización conocida como Micro III en el Reparto "Abel Santamaría" y rodeada al Este, al Norte y al Oeste, por los bellos paisajes de la Sierra Maestra.

El centro nos recibe con su reloj solar de forma cilíndrica, obra del artista cubano Roberto Manzano, en el que se señala la fecha y la hora, y un edificio de cinco plantas, donde radican las oficinas de la dirección y sirve de vivienda de algunos científicos, concebido originalmente con el abastecimiento energético en gran medida con fuentes renovables de energía.

El CIES comenzó sus trabajos de investigación en 1982 con el apoyo de los investigadores experimentados del Grupo de Energía Solar de La Habana y algunos especialistas extranjeros. El 11 de mayo de 1984 se inauguró oficialmente, y en enero de 1987 pasó a ser una institución nacional dirigida por el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.Su fundador y primer director fue Luis Bérriz, hoy presidente de CUBASOLAR.

El CIES fue concebido como promotor del uso y las investigaciones de la energía solar en Cuba y diseñado para la realización del ciclo completo del trabajo científico: Conocimiento y estudio del problema, investigación, introducción y generalización de los resultados.

Se construyó y desarrolló en Santiago de Cuba no sólo por las características geográficas y sociales de esta provincia, sino, principalmente, por el apoyo recibido del Partido y del Gobierno provinciales.

Con 140 trabajadores, el CIES se dedica a las investigaciones y desarrollo de equipos en la rama de la energía solar.

Actualmente se desarrollan cuatro ramas de investigación: biotecnología solar, termoconversión, fotoconversión y generación eólica.

Para apoyar las investigaciones, cuenta con un taller de prototipos, un taller de producción, un área socio-administrativa, laboratorios y un polígono de experimentación e investigación.

Las líneas de trabajo actuales dentro de cada rama, son las siguientes:

Biotecnología solar

Producción acelerada de microalgas con el uso de la energía solar.

Estudio del uso de microalgas como complemento vitamínico a gallinas ponedoras.

Obtención de bioproductos derivados de las microalgas.

 

Termoconversión

Veranero o cámara de clima controlado.

Desarrollo de calentadores solares y de sistemas de calentamiento de agua.

Desarrollo de equipos y tecnologías para el secado de productos agrícolas e industriales tales como: plantas medicinales, madera, piensos y otros.

 

Fotoconversión

Diseño, montaje y evaluaciòn de sistemas fotovoltaicos de pequeña potencia de menos de 1 kWp.

Estudio de factibilidad técnica económica de centrales fotovoltaicas de mediana potencia en condiciones de clima tropical menores de 100, 50 y 25 kWp.

Estudio de factibilidad de sistemas híbridos eólico- fotovoltaicos.

Desarrollo del sistemas gráficos informativos de electrificación.

Desarrollo de partes y componentes de sistemas fotovoltaicos.

Desarrollo de software de apoyo a las investigaciones y la producción.

 

.Evaluaciòn tècnica de mòdulos fotovoltaicos y otros componentes de sistemas.

Producciòn de materiales y documentaciòn para la formaciòn y superaciòn de especialistas y tècnicos.

                                      Cies3.jpg (10340 bytes)

Generación eólica

Desarrollo de prototipos de aerogeneradores.

Desarrollo de prototipos de bombas eólicas.

Proyectos de electrificación eólica de asentamientos humanos.

 

Están empezando a desarrollarse nuevas líneas de trabajo como la del hidrógeno solar y los biocombustibles.

Un estudio importante se realiza actualmente para profundizar la determinación del potencial energético en energías renovables de diferentes zonas del país, lo que permitirá tomar medidas más acertadas para el autoabastecimiento energético de dichas zonas.

El CIES mantiene una vida científica y social activa en su interacción y cooperación con otras instituciones, tanto nacionales como extranjeras, con el intercambio de experiencias científicas y tecnológicas así como en la superación de cuadros científicos.

¿Qué se propone el CIES para el III milenio ?

Sencillamente, continuar su trabajo científico para contribuir al logro de que tanto en Cuba como en el resto del mundo, se llegue al verdadero desarrollo sostenible que garantice la supervivencia en equilibrio, armonía y felicidad de todos los seres de la naturaleza, por el camino del Sol.