EN DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE

Entrevista con la doctora Rosa Elena Simeón, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente

Desde hace varios años, en el mundo viene alertándose sobre el problema de la diversidad biológica y ya en nuestros días se plantea que en el primer cuarto de este siglo la Tierra se verá afectada por la desaparición de un incalculable número de especies.

Contrariamente a lo que hacen las naciones con alto poder económico, Cuba, un país del Tercer Mundo, marcha en primera línea en la defensa de la naturaleza, y como premio a esa grandeza fue seleccionada sede de las celebraciones por el cinco de junio, Día Mundial del Medio Ambiente.

Sobre el porque de tal decisión, la doctora Rosa Elena Simeón, ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), explica a la AIN.

"Los cubanos llegamos al cinco de junio en un ambiente mucho mas limpio, que es reconocido por el mundo entero, gracias a la concepción nuestra del desarrollo sostenible.

"En este país caribeño --agrega-- los avances en la protección del medio ambiente tienen su origen en importantes factores sociales como la cultura, la educación... y son palpables en el aire que respiramos, el agua que tomamos y el árbol que sembramos y lo vemos crecer.

"Pero además, la concepción de ver a las montañas como un ecosistema ha sido muy importante en nuestro trabajo, y las playas -integralmente hablando- no sólo las vemos como un recurso natural que da agua maravillosa, sino como un lugar que nos obliga a proteger.

Se construyen hoteles para el turismo, pero sin afectar sus condiciones naturales", reitera la titular.

 ¿Dónde Cuba debe hacer un mayor esfuerzo en lo adelante?

"Hoy cualquier cubano sabe lo que es el medio ambiente -explica Rosa Elena Simeón-, mientras hace unos años no se conocía ni el concepto de desarrollo sostenible.

"Ahora toda la población participa en las actividades referidas al cuidado de la naturaleza, e incluso hace unos días, más de 400 niños asistieron a una jornada sobre el tema en el Acuario Nacional.

"Pero es indiscutible que donde afrontamos problemas más serios es en los suelos. Vamos a dedicarle un capitulo especial, aunque ya tenemos un adelanto con el Programa de Desertificacion y la Sequía por cinco anos, el cual ya se aprobó y nos dirá como vamos a enfrentar esta situación".

En Las Antillas, Cuba es ejemplo de biodiversidad: tiene reconocidas seis mil 500 especies de flores, seis mil de fauna marina y tres mil de moluscos, todas con un alto porcentaje de endemismo.

Muy concretamente se puede apreciar la diversidad biológica en los macizos montañosos. Así, en la Sierra Maestra se localizan más de 300 especies de vertebrados, y en Nipe-Sagua-Baracoa es muy palpable la cantidad de musgos y helechos.

La participación de todas las estructuras de la sociedad ha sido un factor determinante en los resultados del país caribeño en el medio ambiente, pero también las leyes cubanas mantienen vigentes un sistema de áreas protegidas que se contrapone con los 130 mil kilómetros cuadrados de bosques que hoy se pierden en el mundo.


Roger Aguilera Morales -AIN

 

 

 
 

 

   

 
Copyright Cubasolar
WEBMASTER: redsolar@cubasolar.cu