Regalando asombros

Por Haydé León Moya / Fotos:Cubasolar 
Diario Granma
 
En Guantánamo, pródiga en sitios de difícil acceso, más de 400 escuelas primarias de las montañas se encuentran electrificadas e integradas al programa audiovisual. 

La escuela primaria rural Juan Abrahantes, 
en Los Limones, municipio Imías, Guantánamo, 
es electrificada con paneles solares.
(Foto: Cubasolar) IMIAS, Guantánamo.—Hay olor a cacao y a monte fresco acabado de bañar con agua de lluvia cuando, a la altura de Cotilla, en el viaducto de La Farola, se deja a un lado a la monumental carretera y se coge monte adentro rumbo a Limones. A la pregunta de ¿falta mucho para llegar a la escuela Juan Abrantes?, la respuesta de los escasos vecinos que viven por allí y te saludan al pasar, es la misma: "no, está allá alantico...'' 

Entonces es cuando más kilómetros loma abajo "traga'' el cuentamillas. Pero vale la pena ir a Limones, en el Jobo de Imías, y ser testigos de la reacción de 11 niños en edades entre seis y 10 años que por primera vez en sus vidas estarán frente a las imágenes de un televisor. 

Junto a todos los pobladores de la zona, estudiantes de una secundaria básica construida por la Revolución, dirigentes políticos de diferentes niveles asistían a una auténtica celebración en las entrañas de uno de los lugares más recónditos de la geografía guantanamera. 

El panel fotovoltaico es colocado 
en el techo de la instalación escolar. 
(Foto: Cubasolar) Unas pocas horas antes había culminado una verdadera proeza de especialistas y técnicos de CUBASOLAR para la electrificación de la escuela mediante el sistema de celdas fotovoltaicas, y ahora llegaron el televisor y el video "que están nuevecitos de paquete", como dijera casi en un su- surro el más pequeño de los príncipes de esa escuela vestido con su uniforme rojiblanco, y a quien al aparecer en la pan- talla del equipo de televisión le brillaban los ojitos en su preciosa carita de asombro. 

Yordelis Londres, un escolar de quinto grado y jefe de ese colectivo, dice que "ahora con el televisor y el video espero ver materiales sobre grandes hombres de la historia de Cuba que conozco solo por los libros''. 

La madre de otro niño asegura que "ahora será celosa vigilante del cuidado de esos medios que son un regalo de la Revolución y con los cuales también se benefician los demás pobladores''. Y para el maestro Eleno Leyva, es "el fin de mis noches preparando clases a la luz de un candil", pues ahora la escuela tiene lámparas fluorescentes que pueden funcionar gracias a que cuando el sol se esconde detrás de los montes de Limones deja un poco de su energía en los acumuladores que forman parte del sistema fotovoltaico instalado. 

Los niños de la escuela primaria rural 
Juan Abrahantes, miran la televisión.
(Foto: Cubasolar) Y confiesa: "También es un privilegio para mí, un hijo de estos montes a quien la Revolución le dio posibilidades y se gradúe de licenciado en Educación Primaria, contar con equi- pos que permiten elevar la calidad de mis clases precisamen- te en un lugar donde nunca antes del triunfo del Primero de Enero de 1959 hubo ni maestros ni escuelas''. 

De iguales privilegios disfrutan hoy en Imías más de 100 maestros primarios y unos 5 000 niños y jóvenes montunos. Tamaña diferencia con la situación de un territorio que al triunfo de la Revolución solo contaba con unas 10 escuelas y 13 maestros concentrados en la cabecera municipal y a los cuales tenían acceso únicamente los hijos de las familias económicamente más pudientes. 

Wilker Magos, subdirector de la enseñanza primaria en la dirección municipal de Educación en Imías, asegura que la implementación del programa audiovisual tiene allí singulares ejemplos de grandeza de obra educacional de la Revolución en las montañas: "En Veguita del Sur cuenta, uno de los sitios prácticamente inaccesibles de esta región, funcionan tres escuelitas cada una con un solo alumno, pues la población vive muy dispersa". 

Los niños de la escuela primaria rural 
Juan Abrahantes, miran la televisión.
(Foto: Cubasolar) En Guantánamo, una provincia pródiga en sitios de difícil acceso, más de 400 escuelas primarias de la montañas se encuentran electrificadas. El programa audiovisual sigue regalando asombros a los pequeños príncipes de las lomas.

(Publicado el 11 de junio del 2001)

 
 

Regresar

   

 
Copyright Cubasolar
WEBMASTER: redsolar@cubasolar.cu