SIERRA DEL ROSARIO:
RESERVA DE LA BIOSFERA PRIMADA DE CUBA


Por el Lic. Rafael Jesús De La Morena.
Publicado en el Diario Trabajadores.
30 de Marzo del 2003.


La Sierra del Rosario, se yergue imponente en la zona central-este de la provincia de Pinar del Río, en el occidente de Cuba. Con un sugerente y hermoso nombre, el sistema de la Sierra del Rosario, se yergue imponente en la zona central-este de la provincia de Pinar del Río, en el occidente de Cuba.

Es una región llena de historia. Escenario de la magistral campaña emprendida entre esos montes, en el año 1896, por el legendario caudillo de la sensacional Invasión, el Lugarteniente General del Ejército Libertador, Antonio Maceo Grajales.

Donde hace más de un centenar de años se escuchaba el fragor de las batallas por la Independencia Nacional, hoy se encuentra un remanso de paz, la Reserva de la Biosfera Sierra del Rosario, primera de su tipo establecida en Cuba por la UNESCO, dentro de su programa "El Hombre y la Biosfera".

Esta condición se le otorgó en 1985. La reserva posee una superficie de 25 mil hectáreas de montañas, llanuras y valles intramontanos.

Una "Reserva de la Biosfera" está formada por áreas protegidas con los objetivos de contribuir a la conservación de los paisajes, los ecosistemas, las especies y la variación genética; fomentar un desarrollo económico y humano sostenible desde los puntos de vista socio-cultural y ecológico; prestar apoyo a proyectos de medio ambiente, de investigación y de observación permanente.
En la Reserva de la Biosfera primada de Cuba, las alturas de los lomeríos oscilan entre los 100 y 525 metros sobre el nivel del mar.
En la Reserva de la Biosfera primada de Cuba, las alturas de los lomeríos oscilan entre los 100 y 525 metros sobre el nivel del mar. Entre ellos destacan las Reservas Naturales "Las Peladas", un matorral xeromorfo antropizado, hábitat de especies en peligro en un área donde el 34 por ciento de las plantas existentes son propias del lugar.

La otra es "El Salón", una zona núcleo, de bosque "siempre verde", formación vegetal predominante en estas montañas de la Cordillera de Guaniguanico, con características de pluvisilvas, similares a las selvas tropicales americanas.

Uno de los principales elementos del parque es la diversidad de la flora, que consta de 889 organismos descritos e identificados por géneros, familias y medidas, con un alto endemismo.

Además, como una de las principales acciones ecológicas de los pobladores de la Reserva es la repoblación forestal, se han sembrado mas de seis millones de árboles de gran valor por sus maderas preciosas y su follaje, con un elevado índice de supervivencia de las diferentes especies.

El emblemático Tocororo, Ave Nacional de Cuba. Dentro de la fauna de la Reserva están presentes todos los grupos de vertebrados. Abundan las aves, y se pueden ver con tranquilidad el arriero, los tomeguines, el pájaro carpintero, la cartacuba, garzas, el zunzún y el emblemático Tocororo, Ave Nacional de Cuba.

Los reptiles identificados llegan a 16 especies, de los cuales 12 son autóctonos como el lagarto de río, exclusivo del área.

La población de anfibios, aparte de mostrar 12 tipos de ranas únicas en el país, reporta la presencia de la más pequeña que existe, cuyos ejemplares adultos solo llegan a 1,2 centímetros de longitud. Esta se diferencia de cualquier otra por un aro dorado que rodea su cuerpo.

Los murciélagos son los mamíferos con mayor número de especies en la Sierra del Rosario, con una docena, propias del territorio y de Cuba. También, aunque en escasas poblaciones, puede verse el venado, en veda permanente, introducido en Cuba hace mucho tiempo y naturalizado en esta Reserva.

Las simpáticas jutías han sido víctimas de la caza indiscriminada en épocas anteriores, pero ya se recuperan poco a poco de la sobreexplotación a que fueron sometidas, aunque continúan en veda.

Se trabaja por su recuperación de manera que pueda volver a constituir uno de los platos recurrentes del campesino de la zona, que la tiene entre sus preferidas fuentes de alimentación por su sabor y valor proteico; además se incrementarán las ofertas gastronómicas a la creciente afluencia de visitantes.

Entre los invertebrados hay diversas especies de moluscos, artrópodos y anélidos.

Las Terrazas aporta un agradable contraste insertada en el paisaje natural.De las ocho comunidades distribuidas en la Reserva, la mayor y más original es "Las Terrazas", que aporta un agradable contraste insertada en el paisaje natural, con sus modernas viviendas de techos de tejas y ventanas que abren hacia el exterior.

Las edificaciones, todas de dos plantas, en forma de bloques, se adaptan al relieve del terreno y circundan un valle bañado por las límpidas aguas del río San Juan. Dentro de la propia colectividad se ubica el acogedor hotel "La Moka" y su algarrobo centenario.

Muy cerca del centro comunitario aparecen los baños del río San Juan, donde se puede disfrutar de piscinas naturales, las cuales aún en época de seca alcanzan hasta cinco metros de profundidad, pues su fuente de abasto son los manantiales de aguas subterráneas.

El sistema hidrográfico de la reserva incluye otros cinco ríos de cristalinas corrientes y se ha comprobado que sus aguas tienen disueltos minerales y sales medicinales.

En la reserva hay zonas de investigación, docencia y recreación, incluidas las bases de campismo popular, áreas para establecer acampadas, el Campamento Provincial de Pioneros Exploradores y los senderos interpretativos para las actividades de Turismo de la Naturaleza.

En la Estació Ecológica de la Reserva de la Biosfera Sierra de Rosario se realizan diversas actividades científicas medioambientales.La Estación Ecológica de la Reserva de la Biosfera Sierra de Rosario pertenece al Centro de Investigaciones y Servicios Ambientales de la provincia pinareña.

Esa estación desarrolla estudios y monitoreos de la biodiversidad y su medio ambiente en el territorio. Ha realizado el inventario florístico y faunístico de la Reserva, y es el rector y guía especializado de las actividades turísticas. Además realiza estudios de impacto ambiental y es la vanguardia de la educación y divulgación ambiental.

Entre los sitios de mayor interés están las ruinas, hoy completamente restauradas, del cafetal "Buenavista", que data del siglo XVIII. Excelente mirador, está situado justo en la parte más estrecha de Cuba, donde de costa a costa solo hay 32 kilómetros.

Desde allí queda a la vista el panorama de Pinar del Río y la provincia Habana (80 por ciento y 20 por ciento de la Reserva respectivamente). Con cielo despejado se observa claramente la bahía de Mariel.

El Centro Turístico Soroa se encuentra en el extremo oeste de la Reserva.El Centro Turístico de fama internacional "Soroa" se encuentra en el extremo oeste de la Reserva. Su orquideario, el salto de agua, las zonas de paseos y excursiones, lo confortable del motel con su piscina olímpica, lo convierten en lugar de obligada visita para los amantes del descanso en contacto con la naturaleza.

Lo más importante de la Reserva, es que allí los cinco mil habitantes continúan el rumbo normal de sus vidas, aunque eso sí, en pugna con la depredación y en función del empeño de proteger el medio ambiente.

Los residentes allí realizan actividades económicas sostenibles, son productores de café y cuentan con una despulpadora ecológica del grano. Practican la ganadería y son expertos en apicultura y silvicultura.

Conservar los ecosistemas y las especies representativas de la riqueza natural de cada localidad es un objetivo por el que debe velar la humanidad entera. Por eso resulta válido el principio de las Reservas de la Biosfera: que la población local desempeñe funciones constructivas en el manejo de este tipo de áreas protegidas.

 

 
 

 
Copyright Cubasolar 2003
WEBMASTER: redsolar@cubasolar.cu