Que es desarrollo?

Por Hanne Leni Andersen

"En Cuba normalmente decimos ¡Patria o Muerte! En esta Cumbre de los países del tercer mundo tenemos que decir: ¡O nos unimos y establecemos una cooperación estrecha, o morimos!"

Palabras de clausura del discurso del Presidente Fidel Castro en la Cumbre Sur 2000 en La Habana.

Una planta se desarrolla, un niño se desarrolla y la sociedad se desarrolla. El trabajo humano en la sociedad transforma la naturaleza con el fin de crear desarrollo y progreso. Cuando se desarrolla una sociedad, ésta debe procurar el mayor bienestar para todos.

El proceso de desarrollo es progresivo y avanza de un estado a otro más elevado. Se trata de un desarrollo social y económico progresivo de la sociedad, y los bienes de utilidad pública deben ser repartidos entre todos sus miembros, no sólo entre unos pocos.

Por eso el desarrollo depende de la repartición y la distribución de los bienes materiales creados sobre la base de los recursos naturales, incluidos los recursos energéticos.

Desde la perspectiva occidental se piensa que los países desarrollados se hallan en un nivel de desarrollo muy alto, y se dice lo contrario de las naciones en vías de desarrollo.

Sin dudas se puede discutir el uso de la palabra desarrollo, tan abusada y manipulada. Por ejemplo, se le llama desarrollo al crecimiento económico, y otras veces, la riqueza para unos pocos en la sociedad se confunde con desarrollo.

Al mismo tiempo se trata de un desarrollo casi sólo basado en las fuentes de energía duras, el uso de las cuales en los últimos 100 años ha dañado al medio ambiente y ha dejado al planeta en un estado de desequilibrio cada día más peligroso.

¿Existe desarrollo en los países occidentales ricos según la definición mencionada anteriormente? No lo creo, porque aun cuando se ha producido un gran progreso material y también social en muchos países occidentales debido a sus enormes riquezas materiales, basados en el saqueo de los países subdesarrollados, es un hecho que este progreso social ha decrecido, sobre todo en las últimas décadas de dominación neoliberal.

Bienes sociales que antes eran una consecuencia natural se van perdiendo poco a poco, como por ejemplo, en el modelo de bienestar escandinavo, con costos muy grandes para desempleados y jubilados.

Definitivamente, desarrollo es una noción política que durante años el mundo occidental ha utilizado y abusado, política e ideológicamente, en contra del llamado Tercer Mundo.

El desarrollo en el Norte genera subsarrollo en el Sur. También la palabra subdesarrollo es una noción puramente occidental y sólo puede entenderse desde la perspectiva occidental.

Por ejemplo: ¿Puede hablarse de subdesarrollo sólo por el hecho que una sociedad no tenga la misma estructura socioeconómica que las sociedades modernas del occidente? Se ha hablado y escrito mucho en los últimos 40 años sobre la lucha contra el subdesarrollo en las naciones desarrolladas y se ha creado, por tanto, el concepto ayuda para el desarrollo, pensando que de esta manera las naciones en desarrollo podrían seguir el modelo de desarrollo capitalista y entrar en el círculo de las naciones desarrolladas.

Este es el llamado modelo de desarrollo modernista, en el cual una sociedad atraviesa una serie de fases hasta llegar, automáticamente, al nivel de desarrollo del occidente

Desde esta perspectiva es que en las últimas cuatro décadas las naciones industrializadas han prestado ayuda de desarrollo a las naciones en desarrollo, y durante estas mismas décadas se ha podido observar cómo estos países se han hundido todavía más en dependencia, pobreza y miseria, con pocas palabras, lo contrario de desarrollo.¿Pero cómo puede ser que toda esa ayuda para el desarrollo no sirva para nada?

¿Adónde se han ido todos esos billones de dólares, y por qué no hacia el desarrollo socioeconómico de esos países pobres? La pregunta es simple y compleja a la vez, escojo, por tanto, una explicación simple.

La mayor parte de estos recursos financieros han apoyado el desarrollo económico del mismo occidente, porque son destinados a proyectos de prestigio de modelo occidental, los llamados elefantes blancos, para el cual no están preparadas las naciones pobres, al mismo tiempo estas se sienten presionadas a adquirir máquinas y equipamientos muy caros, y así continúa el círculo vicioso de dependencia económica y tecnológica y entonces la deuda se reproduce.

El sistema financiero occidental gana millones sólo con la deuda de las naciones pobres, entre 50 o 60 % (a veces más) de sus presupuestos nacionales se emplean en pagar rentas y rentas de rentas de la deuda a los países ricos. Muchas veces son proyectos inútiles los que les impone el occidente, por ejemplo ¿para qué le sirve a la India tropical una vaquería según modelo danés o la construcción de ciudades europeas en África tropical o fábricas que producen bienes que la gente no necesita?

El efecto de la globalización

El Banco Mundial, el FMI, los fondos para la industrialización de países no desarrollados son sólo una parte de este sistema de dominación global. También la Organización Mundial de Comercio fue creada para enriquecer más a los ricos e impedir la competencia de los países no desarrollados. Estos países sólo sirven para aprovechar su mano de obra barata y producir para el Norte materiales básicos a precios extremadamente bajos.

                                     bolos.jpg (19165 bytes)

El club de los países ricos mantiene tan bajos los precios en minerales de todo tipo, petróleo y mercancías de consumo como café, azúcar, plátanos, cítricos, entre otros, que los países pobres no ganan nada en la exportación de estas mercancías, al contrario se produce una destrucción del medio ambiente y se mantiene el hambre y la pobreza en sus propios países.

El modelo de desarrollo modernista que el Norte rico impone al Sur pobre perjudica de manera fatal a estos países, ocasionando interminables problemas humanos y medioambientales.

La globalización del sistema neoliberal que domina el mundo de hoy e impone las condiciones de desarrollo en el mundo no es nada nuevo.

Es decir, que la globalizacion es la dominación soberana y global del Norte omnipotente. El modelo neoliberal, la obsesión del llamado "libre mercado" se contempla como la solución divina, que por definición podría dirigir y regular los procesos sociales en la sociedad en su totalidad y solucionar todos los problemas de desarrollo, en realidad es una aserción anticientífica y absolutamente indocumentada. Al contrario, la falta de desarrollo de dos décadas de reino neoliberal lo puede documentar.

La caída de la Unión Soviética y del mundo socialista ha producido un aumento notable de las contradicciones y problemas de desarrollo en el Sur. En África, Asia (con la excepción de China y tal vez algunos países del sudeste asiático que han obtenido cierto desarrollo capitalista, tales como "los países milagros". Singapur: Malasia y otros) y América Latina (a excepción de Cuba), el desarrollo hoy día es caracterizado por estigmatización y retroceso, lo cual ha producido un deterioro inmenso de los recursos naturales y una pobreza extrema, que cada día se extiende y que amenaza especialmente a mujeres y niños.

En la Cumbre Sur 2000 en La Habana, el Comandante Fidel Castro ofreció un discurso magistral donde con cifras claras expuso los niveles de pobreza cada vez más crecientes; en el Sur y la desigual repartición de los recursos en el mundo.

Hay una explosión de la pobreza en el Sur: hoy día, los países ricos son 82 veces más ricos que los pobres, hace tres décadas sólo era 20 a 1, lo que quiere decir que se produce una riqueza inmensa para algunos pocos y la pobreza extrema se despliega a muchos más estratos en los países pobres.

El Presidente Fidel Castro también en La Cumbre Social, en Copenhague en 1995, ofreció una clara explicación del desviado desarrollo en las naciones del Sur así como en el Norte, él dijo: "El neoliberalismo, la doctrina de moda, a que se ha visto forzado el mundo de hoy obligan a despiadadas rebajas en el sector de salud, educación, cultura, deporte, seguridad social, agua potable, y otras necesidades básicas para la población en los países subdesarrollados. Es decir: imposible el desarrollo social. Es realmente un desastre que existan pobres en los países industrializados. No pueden disminuir la pobreza sino que la aumentan junto con el desarrollo tecnológico, lo que demuestra lo irracional del sistema reinante, así como el indescriptible aumento del narcotráfico, la xenofobia y la violencia, son muestra evidente de la decadente moral del sistema".

Un desarrollo sostenible

Pero hoy en día el desarrollo debe ser sostenible. Después de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo y Medio Ambiente en Río, en 1992, no se puede hablar de desarrollo sin hablar al mismo tiempo de medio ambiente, es decir, el desarrollo debe ser sostenible tanto desde el punto de vista socioeconómico como medioambiental.

¿Qué quiere decir desarrollo sostenible?

En la ley cubana de 1997 sobre Medio Ambiente aparece una definición sobre desarrollo sostenible: "Desarrollo sostenible es un proceso de elevación sostenida y equitativa de la calidad de vida de las personas, mediante el cual se procura el crecimiento económico y el mejoramiento social, en una combinación armónica con la protección del medio ambiente, de modo que se satisfagan las necesidades de las actuales generaciones, sin poner en riesgo las de futuras generaciones".

La Comisión Sur que es un grupo de expertos del Sur –uno de ellos es cubano– ha presentado su versión de desarrollo sostenible para el Sur en su primer informe "El reto para el Sur", publicado en 1990. El informe es un análisis de los problemas relacionados con el desarrollo en el Sur, al mismo tiempo ofrece una estrategia integrada de desarrollo para estos países. Aquí se ofrecen caminos para llevar adelante el desarrollo y frenar la pobreza y el retroceso.

El análisis es muy interesante, porque es la propia voz del Sur la que se escucha y no el tono del Norte, además es la primera vez que se habla de una estrategia común donde el desarrollo sostenible está contemplado como un aspecto integrado y esencial, es decir, el desarrollo socioeconómico debe tener como punto de partida el medio ambiente. Para llevar adelante el desarrollo debe tenerse en cuenta una estrategia para el desarrollo.

Una estrategia de desarrollo

Los dos principios cardinales para la estrategia de desarrollo propuestos por la Comisión Sur, son: auto-sustentable (selfrelient) y de carácter popular (peoplebased).

La estrategia debe ser específica para cada país y debe estar basada en esos dos principios, deben priorizarse las necesidades más elementales del pueblo, como son: alimentación, salud, educación y empleo. Su estrategia se llama "A longtermed peoplebased sustainable development strategy" (Un desarrollo de larga visión y de carácter popular basado en un estrategia de desarrollo sostenible).

Esta estrategia de desarrollo debe incluir los siguientes elementos: autoabastecimiento, movilización de los recursos nacionales, humanos y naturales, reformas políticas dentro de los renglones primordiales: agricultura, industria, administración de las grandes ciudades, administración social y de la salud, educación e investigación.

Una gran cooperación Sur-Sur y un cambio en las relaciones Norte-Sur son el camino a la cooperación equitativa. Ellos establecen una larga lista de exigencias medioambientales en su estrategia, así como la utilización de fuentes alternativas de energías que no afecten el medio ambiente, lo que es muy importante en el desarrollo sostenible. Y también una serie de estrategias para luchar contra la pobreza, por el desarrollo de la ciencia y la tecnología, sobre la colaboración Sur-Sur y la relación Norte-Sur, así como la inclusión de las mujeres y los jóvenes dentro del proceso de desarrollo.

En realidad todos estos importantes sectores estratégicos, dentro de la estrategia para el desarrollo, están altamente priorizados dentro de la agenda de las naciones del Sur, tal y como se discutieron recientemente en la Cumbre Sur de La Habana. Se subraya también la necesidad del poder estatal para movilizar las energías del pueblo, así como la creación de mecanismos institucionales efectivos, tanto públicos como privados.

El Estado debe planificar, regular y repartir las tareas, es responsable de la management macro-económica y funciona como contratista de obras. En las últimas dos décadas se ha notado un debilitamiento del poder estatal en las naciones del Sur, todo bajo el efecto del neoliberalismo.

Pero este concepto de desarrollo ha creado más debilidad en el poder estatal de los países del Sur, los cuales se encuentran en un estado de caos, como por ejemplo: Ecuador, Nicaragua y Bolivia, entre otros, sólo para nombrar algunos en Latinoamérica.

África en su casi totalidad está minada por el caos, la disolución y las tragedias humanas, y la crisis económica también ha arrasado a las "milagrosas" naciones del sudeste asiático.

La esperanza del desarrollo

En abril de este año celebró el Grupo de los 77 (un grupo de países no desarrollados de las Naciones Unidas) la Cumbre Sur en La Habana, siendo Cuba la anfitriona. Allí se reunieron líderes de 133 países del Sur con el objetivo de formular una visión para el desarrollo del Sur y una plataforma de estrategias comunes.

Todos los temas, que también fueron tratados por la Comisión Sur, fueron objeto de intenso debate: los efectos negativos y positivos de la globalización para el Sur, la colaboración Sur-Sur, las relaciones Norte-Sur y la colaboración del Sur en las ramas científicas y tecnológica.

desarrollo3.jpg (4895 bytes)

La declaración final de la Cumbre: La Declaración de La Habana y el Programa de Acción de La Habana representan una nueva manera de enfrentar los retos del desarrollo.

Una línea más ofensiva, donde la colaboración y el consenso en el Sur esté en el orden del día y donde se esté de acuerdo con las exigencias de las naciones del Sur hacia las naciones ricas del Norte, son puntos vitales para cuando se reúnan todas ellas en Nueva York en septiembre en la Cumbre del Milenio. Naturalmente, la colaboración Sur-Sur estuvo en debate. Se votaron 100 propuestas de proyectos de colaboración Sur-Sur, entre esas naciones se pueden mencionar: China, Viet Nam, Paquistán, India, Indonesia, Colombia y Cuba.

Desde la parte cubana éste fue un punto prioritario y Cuba había formulado, desde el principio de la Cumbre, 75 proyectos dentro del área de colaboración en salud, educación y ciencia y tecnología.

Cuba tiene 20 años de experiencia en el sector de la colaboración; así, la isla ya tiene una tradición en la solidaridad internacional y en la colaboración Sur-Sur desde hace más de 20 años.

Algunos de los últimos ejemplos son: la instrucción de 3 000 estudiantes de medicina en la nueva Escuela Latinoamericana de Medicina de La Habana, así como el envío de expertos cubanos a naciones latinoamericanas y africanas, lo cual ya es tradicional. Pero la colaboración Sur-Sur necesita apoyo de las naciones ricas del Norte, el desarrollo del Sur exige inversiones, lo cual fue señalado por la parte cubana.

El Sur depende del Norte y viceversa, hoy día más que nunca el mundo es uno. Se debe crear una alternativa a la globalización, como lo dijo Fidel Castro, una globalización de la salud, de la educación y de la colaboración. La cooperación Sur-Sur, en esto radica la esperanza de desarrollo para el Sur y para el Norte.