El oro negro: Un tesoro peligroso para la vida
Por: Amador Gago

Se estima que se vierten cada año de tres a cuatrto millones de toneladas de petróleo hacia los mares del mundo, en cerca de 10 000 accidentes.

«El petróleo derramado ha contaminado un área de aproximadamente 80 km2 y penetró unos 4 km en el río Suruí, que forma parte del área de protección ambiental de Guapimirin, un manglar que sirve como refugio a diversas especies marinas y de aves...»

«La empresa estatal brasileña PETROBRAS trata de contener el derrame de petróleo causado por el hundimiento de la mayor plataforma petrolera del mundo. Se calcula que a bordo de la estructura hay cerca de 1,5 000 000 L de crudo y diesel...»
 
Accidente marítimo en las costas de Brasil

Noticias como las anteriores se han hecho comunes en los medios de información de todo el mundo.

Hace un millón de años se supone que el hombre primitivo consumía energía en cantidades equivalentes a 0,16 L de petróleo diarios por individuo. En la actualidad, en los países desarrollados se consume un equivalente a 25 L de petróleo diarios, es decir, 150 veces más que en los albores de la humanidad. La electricidad y el transporte aéreo, marítimo y terrestre utilizan petróleo o derivados de este, necesidades que cobran elevados precios a largo plazo.

Derrames de petróleo en los mares

Las perforaciones y el transporte de hidrocarburos constituyen una de las principales fuentes de contaminación en los mares, especialmente en zonas costeras.Cerca de la mitad proviene de fuentes marinas y el resto llega a los océanos desde la tierra. De ese estimado se cree que 1 840 000 t provienen de actividades marinas, de los cuales: 300 000 t tienen causas naturales; 500 000 t por la producción de platafomas petroleras marinas; 410 000 t por accidentes en transportes marítimos y 1 080 000 t por accidentes de buques tanques u otros tipos de transporte.

El Mediterráneo es la cuenca marina más contaminada del mundo, representa 1 % de la superficie marítima, pero recibe 20 % de los vertidos mundiales de hidrocarburos (635 000 t); además, sus aguas reciben anualmente más de 1 000 000 t de otros contaminantes domésticos, agrícolas, industriales y de plantas nucleares.

La contaminación de las aguas de los ríos son portadoras de enfermedades que llegan a matar a unas 25 000 personas diarias, principalmente en los países subdesarrollados. Más de 66 % de los ríos de la India están contaminados, y son la causa de 90 % de la mortalidad infantil del país. La sedimentación de aguas negras, las sustancias químicas y numerosos compuestos inorgánicos provenientes de las plantas industriales, son algunos de los factores que envenenan las aguas de los ríos del mundo.

Efectos sobre la cadena alimenticia

Las manchas de petróleo disminuyen la entrada de luz en el mar, lo cual reduce el área donde ocurre la fotosíntesis y, por tanto, el desarrollo de plantas verdes. Así, 80 % de la actividad fotosintética y de absorción de energía solar se produce en los primeros 10 m de la superficie marina. Ello indica la importancia de la entrada de la luz (el restante 20 %) para mantener las comunidades de los fondos marinos. La falta o disminución de plantas fotosintéticas reduce el aporte de oxígeno y alimento al ecosistema.

La pérdida de extensión en la distribución de algas y fanerógamas limita las zonas que proporcionan cobijo a miles de especies. El fitoplancton es a su vez el alimento del zooplancton (que además de microorganismos, está formado por larvas de peces, moluscos, crustáceos, etc.); sin el fitoplancton, el zooplancton muere y con él se interrumpe el crecimiento de un importante número de especies, al tiempo que se deja sin alimento a un gran número de animales marinos.  
Buque tanque accidentado vierte toneladas de petróleo al mar

Efectos tóxicos

Las aves que quedan impregnadas de petróleo pierden o ven reducida su capacidad de aislarse del agua pudiendo morir por hipotermia. Al intentar limpiarse el plumaje con el pico ingieren grandes cantidades de hidrocarburos y se envenenan. Los mamíferos marinos pueden sufrir el taponamiento de sus vías respiratorias o daños en el tracto respiratorio y su mucosa por efecto de los contaminantes químicos, también ingieren grandes cantidades de hidrocarburos por alimentarse de animales contaminados.

El petróleo se deposita sobre los fondos marinos matando o provocando efectos irreversibles sobre miles de animales y plantas vitales para el ecosistema. Los mejillones y otros moluscos que se adhieren a rocas u objetos pierden su capacidad de adhesión y caen al fondo, perdiendo la posibilidad de alimentarse. Las especies filtradoras ingieren gran cantidad de tóxicos y mueren o se convierten en no aptas para el consumo humano.  
Mancha de petróleo en río de Brasil producto del vértido

Otros efectos

El ruido provocado por las operaciones de exploración y explotación de crudo en los mares, provoca la desaparición de las especies más sensibles a las perturbaciones sonoras. En numerosas zonas se ha podido comprobar la desaparición de cetáceos, como la marsopa o el delfín mular. Parte del petróleo que termina en los mares se evapora y pasa a convertirse en partículas que pueden introducirse en el cuerpo de los organismos a través de las vías respiratorias o la piel. Algunos hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAH) son fototóxicos, por lo que ciertos compuestos derivados del petróleo pueden convertirse en compuestos mucho más tóxicos tras la foto-oxidación.


Historia de las plataformas petrolíferas y el medio ambiente

El desarrollo de plataformas petrolíferas en alta mar se inició en el Golfo de México en los años cincuenta, frente a las costas de Luisiana. Los efectos ecológicos apenas se estudiaron hasta 1972, año en que la industria inició la financiación de un estudio de dos años de duración, a desarrollar por 14 universidades, sobre los efectos de la contaminación por petróleo. El estudio del Consorcio de Investigación de Universidades del Golfo (GURC) se llevó a cabo en las zonas circundantes a plataformas en Luisiana, concluyendo que el desarrollo de la actividad petrolífera tenía pocos efectos demostrables sobre las aguas costeras de la zona. Este estudio fue posteriormente rebatido por investigadores independientes.

Entre otras cuestiones, el Programa GURC no realizaba mediciones de la concentración de hidrocarburos derivados del petróleo en las zona de estudio y control, sino que asumía que estas últimas estaban limpias de contaminación. Sin embargo, esta tesis podría ser errónea, ya que los estudios se comenzaron mucho después del inicio de la industria petrolífera, por lo que los sedimentos contaminados podían haberse trasladado a otras zonas.  
Animales afectados por el derrame del crudo

Estudios posteriores sobre los efectos de las plataformas de alta mar en Luisiana, concluyeron que toda la plataforma continental de Luisiana padece una contaminación crónica, provocada por el río Mississippi y probablemente también por las actividades de producción de petróleo, aunque el efecto de las inundaciones periódicas del río y los ciclones tropicales – que aunque irregulares son relativamente frecuentes – es tan grande, que oculta cualquier impacto relacionado con las plataformas de petróleo.

En años más recientes, numerosas empresas han llevado a cabo estudios que de- muestran la existencia de impactos preocupantes, como la disminución en el número y abundancia de especies de la fauna cerca de las plataformas. Estudios realizados en el Mar del Norte han corroborado un impacto sobre la diversidad, a distancias de hasta 5 km de las plataformas.  
Mediciones del derrame de petróleo en los mares

Estudios para mitigar los efectos de los derrames de crudo en las aguas

Estudios actuales pretenden implementar una tecnología que comprende la liberación de microorganismos al medio ambiente para llevar a cabo in situ, en el mismo lugar, los procesos de recuperación de metales o la eliminación de contaminantes, ya sean derivados del petróleo, metales pesados o detergentes.

Una de las consecuencias más interesantes de las investigaciones es que se ha logrado una colección de microorganismos, aislados de fuentes petroleras, de casi 200 variedades, que abren un enorme potencial para estudiar el metabolismo de hidrocarburos del petróleo con microorganismos nativos.  
Plataforma petrólifera perteneciente a la empresa PETROBRAS

El obtener microorganismos capaces de crecer en condiciones ambientales que puedan facilitar la eliminación de contaminantes, y capaces de degradar hidrocarburos, representa una serie de retos y problemas, como son: las condiciones ambientales de temperatura., sobre todo, deben poder crecer y vivir con petróleo como única fuente de carbono y energía en condiciones de alta temperatura, salinidad y baja tensión de oxígeno.

Sin embargo, no existirá tecnología más eficiente que la precaución, y el interés por contraponer la mesura y el deseo de conservar lo que aún nos queda de este planeta ante el egoísmo y el mercantilismo.

Cantidad en barriles
(millones)

Origen

Año

Lugar

4,6

Guerra del Golfo

1991

Golfo Pérsico

3

Ixtoc (plataforma marina, México)

1979

Golfo de Campeche

1,6

Atlantic Empres (buque griego)

1979

Tabago, mar Caribe

1,6

Castillo de beliver (buque español)

1983

Cabo de B. Esperanza

1,2

Arnoco Cádiz (buque italiano)

1976

Bretaña, Francia

0,88

Kharg - 5 (buque iraní)

1989

I. Canarias, España

0,71

Hawalian Patriot (buque liberiano)

1977

Hawai, Oceano Pacífico

0,77

Torrey Canyon (bandera n.d.)

1967

Cornualles, RU

0,60

Independencia (buque español)

1979

Bósforo, Turquía

0,62

Urquiola (buque español)

1976

La Coruña, España

0,32

Ranger Texas (plataforma marina EE.UU.)

1985

Golfo de México