Energía eólica en Ciego Ávila

Por
Eufemio Ramos Carabeo*
y Lázara Sosa Pérez**

 

En marzo de 2008 se celebrará el octavo Taller Internacional de CUBASOLAR, en Cayo Coco, Ciego de Ávila, por lo que Energía y tú crea una nueva sección,
Crónicas avileñas, para compartir con sus lectores algunas noticias y reflexiones de interés sobre esa región central del archipiélago cubano.

 

El fuerte viento que entraba por la ventanilla, traído por la velocidad del auto, golpeaba el pelo de mi hija, que latigueaba mi rostro. A un lado y otro el mar de Bahía de Perros, en el archipiélago Jardines del Rey, por momentos creaba la ilusión de que navegábamos; sólo la vista del pedraplén que une esta cayería con mi provincia, Ciego de Ávila, me hacía recordar que rodábamos sobre tierra.

La belleza del paisaje y las maravillas de la flora y la fauna del lugar no dejaban que el regreso se volviera tedioso; el trayecto rayaba las dos horas cuando la vista de dos magníficos gigantes, dignos émulos modernos de Alonso Quijano, nos dieron la bienvenida a la pintoresca Isla de Turiguanó.

Lo que nuestros inexpertos ojos vieron como simples molinos eran en realidad aerogeneradores que utilizan las fuerzas de Eolo, el dios griego del viento, para dar al hombre la electricidad, recurso vital en nuestros días para el desarrollo y bienestar de la sociedad.

La curiosidad de mi hija nos instó a caminar hasta el pequeño parque eólico; allí conversamos con su operador, el ingeniero Adonis Pérez Lorenzo, quien nos comunicó que Ciego de Ávila tiene el privilegio de ser la primera y hasta el momento la única provincia de Cuba que cuenta con un parque eólico conectado al Sistema Electroenergético Nacional (SEN). Este parque nació con el auspicio de varias ONGs Europeas y CUBASOLAR (Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de Energía y el Respeto Ambiental) y el apoyo de la Unión Eléctrica, el CITMA y el Gobierno de la provincia con el propósito de introducir y promover, a gran escala,
el uso de estas nuevas tecnologías.

El proyecto fue denominado Parque Eólico Demostrativo de Turiguanó (PEDT), pues de conjunto con el Centro de Formación en Energía Eólica (CFEE), radicado en el Centro de Investigaciones de Ecosistemas Costeros de Cayo Coco, constituyen un polígono de instrucción donde se capacitan los futuros operadores de parques eólicos del país, los que próximamente laborarán en las primeras instalaciones de este tipo en la región nororiental de Cuba como parte del Programa Eólico Nacional que se lleva a efecto por el Estado.
El PEDT está formado por dos turbinas de viento de tecnología española, ECOTECNIA 28/225, de 225 kW de potencia nominal cada una.

Desde su puesta en funcionamiento el 5 de junio de 1999, el PEDT ha entregado al Sistema Energético Nacional el equivalente a 520,16 toneladas de petróleo y se han dejado de emitir a la atmósfera 397,81 toneladas de dióxido de carbono, uno de los gases causantes del efecto invernadero. Actualmente se benefician más de dos mil cuatrocientos pobladores del circuito aledaño, el que incluye una escuela primaria y ocho empresas-organismos; su aporte cubre hasta el 20,4 % de la demanda total de dicho circuito.
Al interesarnos por los costos de esta tecnología, nos comentaba el especialista que no son ciertamente baratas, pero sí ya muy competitivas, y que dan la razón a quienes prefieren buscar en las energías alternativas la solución a los problemas medioambientales que ocasiona el uso del petróleo y sus derivados.

Reflexionando sobre las oportunidades y ventajas de esta fuente de energía llegaba a la conclusión de que sólo la cordura de los hombres, el cambio de costumbres egoístas y consumidoras y la certeza de que la Tierra es el hábitat perfecto para el desarrollo de la vida permitirá a la humanidad cambiar la concepción respecto al medio ambiente y concienciar que los daños ocasionados a éste pueden ser mitigados y/o resarcidos, evitando además los que están por venir.

Pensemos en la herencia que le preparamos a nuestros hijos y nietos. Recibimos de nuestros padres y abuelos un planeta azul. ¿Entregaremos a nuestros herederos una bola de hollín, inhabitable y muerta? Ciego de Ávila ya ha dado sus primeros pasos en pro de un futuro mejor, continuemos caminando entonces sobre viento firme.

* Licenciado en Educación. Periodista de Radio Zurco.
** Licenciada Química. Especialista del CITMA en Ciego de Ávila.